LO QUE LOS NOVIOS OLVIDAN EN LA ORGANIZACIÓN DE SU BODA.

Actualizado: jun 13

Te comprometiste y ahora tienes miles de compromisos y preocupaciones que no esperabas y que necesitas resolver, sin embargo, es tanto el trabajo que tenemos que hacer que en muchas ocasiones olvidamos aspectos importantes que debemos realizar y cometemos algunos errores, así que te voy a compartir algunos para que no te sucedan en caso de que ustedes mismos decidan planificar su boda.


Amalia Ramirez Wedding Planner

No contratar un Wedding Planner: Un Wedding Planner es un profesional que te ayuda a que todo esté perfectamente controlado y que nada quede en el olvido antes, durante y después de la boda. Un Wedding Planner hará la planificación mucho más fácil, rápida, tranquila y segura.


Delegar funciones o tareas a personas sin experiencia:


El ramo: tienes una hora límite para salir de tu casa hacia la ceremonia, aconsejo hacer una alarma o recordatorio en todos los celulares de las personas que te estarán acompañando en ese momento, así no olvidarás el ramo.


No agradecer a los invitados: Es muy recomendable después de la boda, agradecer a nuestros invitados por regalarnos su tiempo y acompañarnos en un momento tan significativo para nosotros como pareja.


Los anillos y votos matrimoniales: existen muchas formas de no olvidarlos en nuestro hogar, pero la que más me ha funcionado a lo largo de los años es que mis parejas los colocan en su vestuario un día antes y hacen alarmas o recordatorios para un momento en específico del día.


Sonreír y disfrutar el momento: nunca permitas que los nervios eclipsen tu sonrisa, solo debes preocuparte por ser feliz sin importar nada más. Muchas parejas no disfrutan por estar al tanto de lo que sucede alrededor o por estar preocupados en como saldrán en las fotografías.


No compartir con todos los invitados: En muchas ocasiones las parejas solo se dedican a compartir con su grupo de amigos más cercanos en la boda y es entendible, pero recuerda que todas las personas que nos acompañan fueron escogidas desde lo más profundo de nuestro corazón y eso quiere decir que son muy importantes para nosotros y es muy aconsejable que ellos así lo sientan ese día.


Descansar: No todo debe girar entorno a la boda, es muy importante descansar un par de días a la semana y dedicar ese tiempo a otras tareas como disfrutar con la pareja o los amigos. ¡El SPA es maravilloso!


Llevar la boda al trabajo: Ya sabemos que la emoción es muchísima cuando estamos en la planificación de nuestra boda, pero… ¡cuidado!, no permitas que esto interfiera y afecte tu rendimiento laboral.


Invitados por compromiso: siempre lo digo e insisto, a una boda no se invita a personas que no son cercanas a nosotros y eso nuestros familiares deben comprenderlo, tal vez al inicio se molestarán, pero luego entenderán sobre la decisión.


Brindis: no avisarle con anticipación a la persona encargada. Siempre es recomendable que esta persona esté enterada con un mínimo de 15 días, esto le permitirá prepararse y sentirse más confiado.


Licor: no entregar con anticipación el licor que ofreceremos el día de la boda es uno de los errores más comunes que cometen las parejas durante su planificación. Recuerda coordinar con el encargado del lugar de la recepción el día, hora y lugar exacto donde debes entregarlo.


Alergias o intolerancias: no indicar a los proveedores encargados de la alimentación sobre alergias o intolerancias alimentarias de los invitados o de ustedes mismos. Una forma muy fácil de saberlo es consultarlo en las invitaciones y puede ser de la siguiente manera: Queridos invitados, rogamos comunicarnos sobre alergias o intolerancias alimentarias por medio de nuestro correo electrónico…


Facebook

Instagram

Twitter

Entradas Recientes

Ver todo